Ursula K. Le Guin y el Ciclo del Ekumen

El Ciclo del Ekumen, o el Ciclo Hainish, es el nombre bajo el cual se engloban las novelas de ciencia ficción especulativa de Ursula K. Le Guin (aunque ella misma reconoce en su página web que no están escritos con la idea de conformar una saga). En estos libros, se parte de la idea de que hace milenios una pacífica raza, los hainitas, colonizaron diversos planetas, haciéndose modificaciones genéticas para poder sobrevivir en los diversos mundos, como en el caso del planeta Invierno de La mano izquierda de la oscuridad; aunque a veces se plantea que también hicieran las modificaciones por experimentar. Por algún motivo, la civilización hainita desapareció y las colonias se olvidaron de la existencia del resto poco a poco.

Colección completa del Ciclo Hainish que editó este mismo año Library of America, en inglés.

Las novelas empiezan con el recién redescubierto viaje interestelar y cómo se retoma el contacto entre colonias, hasta conformar una Liga de Mundos, el Ekumen. Las novelas se pueden leer de forma independiente unas de otras, ya que transcurren en mundos distintos, aunque se hagan referencias a hechos de otros libros; los cuentos muchas veces vuelven a un mundo ya conocido o se relacionan entre sí (dentro de la misma colección). No hay un orden de lectura canónico, ya que no hay ninguna cronología oficial (aunque se puede establecer un orden con algunas novelas y relatos), así que hablo de las novelas y cuentos por orden de publicación en Estados Unidos.

Hay un elemento común y característico en toda la obra del Ekumen (excepto en un par de relatos, en los cuales Le Guin misma se echa la bronca), y es la imposibilidad del viaje instantáneo de personas y naves, siendo los viajes entre planetas relativistas: Hain y la Tierra están a 140 años luz de distancia; el viaje para los ocupantes de la nave será de unos días o semanas, pero fuera de la nave transcurrirán 140 años.

Este hecho será definitorio del carácter de muchos móviles del Ekumen, enviados del mismo que se encargan de viajar entre los diversos planetas en misiones diplomáticas, ya que, tal como se desarrolla en Cuatro caminos hacia el perdón, el pacifismo es una característica obligatoria de los mundos que forman parte de La Liga de Mundos. Por eso, la existencia de estos diplomáticos que viajan entre planetas es esencial, al ser encargados de evaluar si un mundo está preparado para entrar a formar parte del Ekumen. La vida de estos móviles y su forma de establecer relaciones quedan definidas por esta característica y será algo que se trate en algunos relatos, mientras que en otros será algo que se mencione de pasada.

A continuación tenéis una sinopsis de las novelas, junto con un pequeño comentario. De los relatos, los menciono y hago comentarios sobre algunos, porque la gracia es no estropearos la sorpresa.

Novelas

El mundo de Rocannon (1966)

Rocannon es un etnógrafo de la Liga de los Mundos cuya nave es destruida y es el único superviviente al ataque, en el planeta Fomalhaut II. Con ayuda de dos nativos de razas distintas, emprenderá un viaje para poder comunicarse con la Liga e informar del incidente.

Es la primera novela publicada de Le Guin y se nota; no la recomendaría para empezar a leer por ese motivo, ya que puede hacerse dura. No le encuentro una narración tan depurada como en otros libros, incluso me resulta confusa en ocasiones, como si faltaran trozos, sobre todo en la parte final. Aquí se plantea la idea de la Liga de los Mundos y el tema del viaje no instantáneo por primera vez.

Planeta de exilio (1966)

En un mundo de estaciones que duran años, con el próximo invierno a punto de llegar, colonizadores y nativos deberán unirse para hacer frente a una fuerza invasora del norte.

Aunque son del mismo año, Planeta de exilio me gustó mucho más que El mundo de Rocannon, tal vez por la primera parte de la novela. El planteamiento de un mundo que tiene estaciones que duran años podría haberlo desarrollado más, para mi gusto. Aquí el Ekumen no es tan importante como lo son las relaciones que establecen los colonizadores y los nativos.

Ciudad de ilusiones (1967)

Un hombre maduro se encuentra de pronto solo en una espesa floresta, y no sabe de dónde ha llegado y quién es. Los ojos de este hombre no son humanos. Las gentes del bosque lo cuidan como si se tratara de un niño, le enseñan a hablar y le transmiten todo lo que saben. Pero nadie puede resolver el enigma de su pasado, y al fin él tiene que partir en una peligrosa búsqueda.

Es una novela sencilla, que en la parte final se vuelve algo confusa, la verdad. Y es más un viaje de descubrimiento personal que otra cosa. Aquí se puede intuir un poco qué pasó con los hainitas, aunque podría no estar englobada dentro del ciclo del Ekumen sin problemas.

La mano izquierda de la oscuridad (1969)

«Escribiré mi informe como si contara una historia, pues me enseñaron siendo niño que la verdad nace de la imaginación. El más cierto de los episodios puede perderse en el estilo del relato, o quizá dominarle: como esas extrañas joyas orgánicas de nuestros océanos, que si las usa una determinada mujer brilla cada día más, y en otras en cambio se empañan y se deshacen en polvo».

Suele considerarse de las mejores novelas de Le Guin (ganó el Hugo y el Nebula), aunque a mí se me hizo algo lenta. El planteamiento que hace aquí es sencillo: ¿qué pasaría si en un mundo dejaran de existir los roles de género? Lo que se plantea es un mundo casi totalmente pacífico, donde el concepto de guerra no existe. Es un libro que además te obliga a reconsiderar el concepto del género binario, ya que los nativos de Invierno son agénero la mayor parte del tiempo. Otra novela en la que el Ekumen no es relevante en sí, sino los móviles.

Portada de Los desposeídos, de Perennial Classics. Ha costado encontrar una portada que corresponda con el interior. Fuente: Amazon.

Los desposeídos (1974)

¿Se puede construir un mundo puramente anarquista?

De este apenas pongo descripción, porque considero que lo mejor es llegar a él sin saber nada. Si tuviera que recomendar un solo libro de Le Guin, sería este. La forma de narrar y el estilo son maravillosos. Es una de las pocas novelas que tiene un Hugo, un Nébula y un Locus. Como curiosidad, es la primera mención al ansible que hay, no al concepto, planteado con anterioridad, pero sí al nombre con el que se le conoce actualmente. Si hay una novela importante dentro del Ekumen, tendría que ser esta, ya que plantea una de las revoluciones que habrá en el ciclo en sí: la existencia del ansible. (Que sea mi novela favorita de Le Guin puede que influya en mi concepto de «importante»).

El nombre del mundo es Bosque (1976)

En el planeta Athshe, el ciclo de la vida, la cultura, las costumbres, los modos mentales nacen y se desarrollan en la estabilidad autónoma del cosmos, pero la llegada de una expedición terrestre cambiará dramáticamente el pacífico modo de vida de los nativos del planeta.

Ganadora de un premio Hugo. La base del libro es cómo reaccionaría una cultura para la cual el concepto de la violencia no existe ante una cultura abiertamente violenta, en un mundo donde las noticias y las órdenes tienen que llegar con las naves de transporte (y con un desfase). En relación al Ekumen, se plantea qué ocurre cuando un mundo pasa de recibir la información con las naves, con la espera correspondiente, a poder recibirlas de forma instantánea.

El relato (2000)

Los gobiernos totalitarios y las religiones fundamentalistas operan con el mismo objetivo, reemplazando la búsqueda de la verdad por una respuesta incuestionable y castigando a los que cuestionan. Aunque el mundo ficticio de El relato y sus peculiares costumbres no tienen relación alguna con la China antigua o moderna, tanto esa sociedad como la «Tierra futura» de la que proviene su heroína reflejan ciertas tendencias y pasiones políticas y religiosas de nuestra propia Tierra en el cambio de milenio. El futuro, en la ficción, no suele ser más que un modo de mirar el presente.

El conflicto/excusa aquí es plantear lo que sucede cuando se trata de eliminar una creencia antigua, ¿es necesario conservar las supersticiones absurdas del pasado? ¿Por qué se deben tener creencias populares si está el progreso? El libro trata sobre la importancia de conocer las raíces, pero sin caer en un discurso antiprogreso. Otra vez, el Ekumen no es excesivamente relevante aquí y sus enviados son una excusa para desarrollar la trama.

Ursula K. Le Guin en el acto inaugural del 40º aniversario del Centro para el estudio de la mujer en la sociedad. Foto de Jack Liu. Fuente.

Cuentos [1]

El collar de Semley (1964): Relacionado con El mundo de Rocannon y recopilado en Las doce moradas del viento.

Rey de Invierno (1969): Relacionado con La mano izquierda de la oscuridad y recopilado en Las doce moradas del viento.

Más vasto que los imperios y más lento (1971): Independiente, planeta 4470. Recopilada en Las doce moradas del viento.

El día anterior a la revolución (1974): Relacionado con Los desposeídos y recopilado en Las doce moradas del viento.

La historia de los shobis (1990): Independiente, Hain, Ve, M-60-340-nolo.Recopilado en Un pescador del mar interior.

Bailando hasta Ganam (1993): Independiente, Ganam. Recopilado en Un pescador del mar interior.

Un pescador del mar interior (1994): Independiente, O. Recopilado en Un pescador del mar interior.

Traiciones (1994): Independiente, Yeowe-Werel. Recopilado en Cuatro caminos hacia el perdón.

El día del perdón (1994): Independiente, Yeowe-Werel. Recopilado en Cuatro caminos hacia el perdón.

Un hombre del pueblo (1995): Independiente, Yeowe-Werel. Recopilado en Cuatro caminos hacia el perdón.

La liberación de una mujer (1995): Independiente. Recopilado en Cuatro caminos hacia el perdón.

La cuestión de Seggri (1994): Independiente, Seggri. Recopilado en El cumpleaños del mundo y otros relatos.

Amor no escogido (1994): Independiente, O. Recopilado en El cumpleaños del mundo y otros relatos.

Soledad (1994): Independiente, Once-Soro. Recopilado en El cumpleaños del mundo y otros relatos.

Mayoría de edad en Karhide (1995): Relacionado con La mano izquierda de la oscuridad y recopilado en El cumpleaños del mundo y otros relatos.

Las costumbres de las montañas (1996): Independiente, O. Recopilado en El cumpleaños del mundo y otros relatos.

Música Antigua y las mujeres esclavas (1999): Independiente, Yeowe-Werel. Recopilado en El cumpleaños del mundo y otros relatos.

Los cuentos y relatos, como las novelas, le sirven a Le Guin para plantear ideas de especulación, como lo hace en La mano izquierda de la oscuridad y en Los desposeídos, pero en un formato más breve. Reutiliza alguno de los mundos para seguir desarrollando ideas y conflictos, mientras que crea otros de cero. Voy a mencionar algunos de los que más me han gustado o me han parecido interesantes, y haré comentario sobre Seggri.

O: Este mundo lo usa para plantear un mundo muy estático y calmado, donde la gente vive en comunidades cerradas compuestas de un matrimonio doble, de dos hombres y dos mujeres. El mundo está dividido en castas del Día y la Noche, que son las que rigen la unión, no pudiendo todos los miembros del serodotu (así se llama) tener relaciones con todos. Esta forma de unión no es la más común, ya que es complicado que se cumplan los requisitos. Aprovecha para explorar el tema de las relaciones interpersonales y cómo la tradición hace que las personas hagan complicadas cabriolas para poder estar con la gente que quieren.

Yeowe-Werel: Este es un sistema planetario doble, donde los habitantes de uno de los planetas son esclavos de otros. Se determina si son esclavos por el color de piel; en este caso, los habitantes de piel casi negra son los dominantes, mientras que los blancos son los esclavos. Aquí Le Guin explora la liberación del pueblo, en especial de las mujeres, doblemente oprimidas y esclavizadas, ya que si un esclavo hombre es una mercancía, las mujeres son meros objetos. Son narraciones bastante crudas en ocasiones, y quizás no me terminan de convencer por eso mismo, porque no deja de reflejar dinámicas de poder y control sobre las mujeres con crudeza.

Seggri: Quizá este mundo sea el que más me desconcierta de todos los que plantea Le Guin. En Seggri hay muchas más mujeres que hombres, dominando estas sobre los primeros y teniéndolos reducidos a sementales y animales de lucha para su entretenimiento. Tengo problemas con este mundo, porque sé que Le Guin trata de decirme algo, pero no sé el que. ¿Las dinámicas de poder siguen vigentes pese al género? ¿Las mujeres podemos ser tan terribles como los hombres? ¿Siempre habrá un grupo discriminado y esclavizado por otro? Sigo sin saber muy bien qué pensar de estos relatos, ya que veo la intención de denuncia, pero no sé dónde quiere ir a parar.

El resto de relatos me han gustado; algunos, como Bailando hasta Ganam, son muy tiernos, en otros, como Mayoría de edad en Karhide, busca explorar un poco más las ideas que planteó en su momento en La mano izquierda de la oscuridad. Hay también otros muchos relatos que no se enmarcan dentro del Ekumen, pero podrían hacerlo. O el set de relatos donde plantea la posibilidad de viajes de personas inmediatos, rompiendo su propia norma básica y abroncándose por eso mismo, pero que sigue realizando planteamientos muy interesantes sobre qué es lo que percibimos realmente y qué, no.

De relatos en estas colecciones, pero que no son del Ekumen, me gustaría destacar Paraísos perdidos, donde se plantea un viaje de generaciones hacia un mundo nuevo y cómo se verían modificados los comportamientos sociales y religiosos por ello mismo, pese a que se parta de una base ideal y perfecta.

Le Guin en un fotograma del documental Los mundos de Úrsula K. Le Guin, de Arwen Curry. Fotografía de Andy Black. Fuente.

Para rematar, no es un relato, pero Un pescador del Mar Interior tiene como introducción uno de sus ensayos, Sobre la no lectura de la Ciencia Ficción, que os cito a continuación, porque Le Guin cuando quiere sabe el punto exacto donde dar para que duela bien:

En cuanto a las élites, el problema puede ser el cientificismo: un ribete tecnológico confundido con una superioridad moral. […] El relato trata de niños que se divierten con juguetes verdaderamente caros. Así, ‘la persona’ es definida de hecho como quien tiene acceso a una tecnología industrial extremadamente elaborada y de fácil desarrollo. Y ‘la tecnología’ en sí queda restringida a este grupo. Escuché decir a un hombre, y hablaba totalmente en serio, que los nativos americanos desconocían cualquier clase de tecnología antes de la Conquista. Como todos sabemos, la cerámica cocida es una sustancia natural, los cestos maduran en verano y Machu Pichu brotó allí por generación espontánea. […]

Toda ficción, sin embargo, excluye por necesidad a la mayoría de la gente. Una ficción interesada en la tecnología compleja puede excluir con legitimidad a los (digamos) tecnologizados de otro modo, así como una ficción de adulterios de alta sociedad quizá ignore a la gente pobre, y una ficción centrada en la psicología masculina quizá omita a las mujeres. No obstante, tal omisión puede ser entendida como la afirmación de que tener alguna ventaja es ser superior, o que la sociedad se reduce a la clase media blanca, o que sólo vale la pena escribir sobre los hombres. Las afirmaciones morales y políticas por omisión son legitimadas por la conciencia de esa omisión, en la medida en que la cultura del escritor permita esa conciencia. Acaba siendo una cuestión de responsabilidad. Una negación de la responsabilidad del autor, una inconsciencia voluntaria es elitista y empobrece mucha de la ficción en todos los géneros, incluyendo el realismo. [2]

Por desgracia, no son muchas las novelas del Ekumen que están editadas actualmente en España, y nunca he leído en inglés a Le Guin como para poder saber si es asequible o no. Actualmente, hay una recopilación de El nombre del mundo es Bosque, Los desposeídos y La mano izquierda de la oscuridad por 30 €, algo cara, pero que es la única manera que hay de localizar Los desposeídos en español. Podéis encontrar algún otro libro suelto, como es La mano izquierda de la oscuridad, pero por lo general resulta difícil de encontrar en librerías, lo que es una verdadera lástima, ya que Le Guin no deja de ser una de las autoras clásicas más conocidas que hay y una buena forma de hacer que la gente más ajena a la ciencia ficción entre en ella. Aunque recientemente se ha reeditado La rueda celeste y se ha traído en libro ilustrado El día de antes de la revolución, donde sale Odo, la creadora del movimiento anarquista de Los desposeídos.


Fuentes y referencias:

  1. [1] Wikipedia en español.
  2. [2] Ursula K. Le Guin. (1996). Un Pescador del Mar Interior. Barcelona: Minotauro. P 10-11.
  3. docemoradas.com. Página web centrada en la figura de Le Guin.
  4. Las sinopsis están extraídas y adaptadas de Wikipedia en español y Amazon.
  5. Página web de la autora. Tenéis muchos enlaces y textos gratis allí, además de recopilaciones bibliográficas variadas; eso sí, en inglés.

Colaborador

Darkor (Colaboradora): Mi género favorito es la cifi y la fantasía descatalogadas de mujeres. También me gusta leer a Pratchett y PKD. Escribo en Todas Gamers y tenía un blog.

Buy Me a Coffee at ko-fi.com

¿Nos ayudas con una donación?

Anuncios

4 comentarios en “Ursula K. Le Guin y el Ciclo del Ekumen

    • Sobre por donde empezar, es complicado, porque la mayoría del Ekumen está descatalogado, aunque en bibliotecas se puede encontrar. Le Guin tiene un estilo bastante lento que no es para todo el mundo, yo te recomendaría empezar a leer alguna de las colecciones de relatos, y luego ya saltar a las novelas. Siempre recomendaré Los Desposeídos, pero es que mi novela favorita suya, así que muy objetiva no soy en ese aspecto.
      Otra opción que hay, más fácil de encontrar, es leer Terramar, pero eso es fantasía, aunque a mi me gusta mucho también.

      En resumen: lo que encuentres en la biblioteca o tienda casi XD

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s