Entrevista a Lou M. Costa.

Si los genios ya no salen de sus lámparas a conceder los tres deseos, las opciones que quedan son ilimitadas. Se rumorea que, el día en el que los brujos dejen de esconderse, comenzará una nueva era.

En medio todo este caos, Tommy solo desea ser amado, pero todo cuanto puede hacer es huir. Bellamy necesita ganarse el respeto de su padre, sin importarle el precio a pagar. Moa debe encontrar un camino antes de que su vida estalle. Richard busca venganza. Caitlin quiere comprobar si realmente está perdiendo la cabeza. Jun intenta escapar de ese lugar oscuro en el que solo queda miedo.

Cuando todo el mundo ansía algo, ¿es suficiente un único deseo?

Esta es la sinopsis de Deseos de brujo, la novela publicada por Hati Ediciones con la que Lou M. Costa nos introduce en un mundo lleno de brujos, genios, djinns, cait sídhes y muchos más.

¿Cómo surgió todo el worldbuiling? ¿Lo creaste antes de empezar a escribir o fue desarrollándose durante el proceso de escritura?

La historia comenzó a cocerse hará dos años o poco más. En un primer momento iba a ser bastante diferente en lo que respecta a los personajes, aunque la base apenas ha cambiado. Sí que la gran mayoría del worldbuilding lo pensé antes de empezar a escribir, pues necesitaba una buena base de la que partir. Crear todo el worldbuilding es lo que más tiempo suele llevarme, pero también es de las partes más divertidas de ser escritor/a, pues es cuando más libertad le das a la imaginación. En ese sentido lo desarrollé bastante y luego los personajes fueron haciendo lo que les daba la gana a la hora de contar su historia, como siempre me pasa. También es cierto que la inspiración viene de todas partes, así que, a medida que escribía, en cualquier momento podía ocurrírseme algo nuevo, por lo que iba introduciendo detalles que no estaban en un principio. En mi opinión el worldbuilding es importante construirlo bien antes de embarcarte a escribir, pero eso no quita que luego, mientras la historia se va contando, no puedas añadir cosas nuevas que lo hagan más rico.

Cuando me decidí a escribir una novela tenía varias opciones en mente, muchos proyectos inacabados, y aunque esta no fue la primera idea, al final acabé descartando los demás porque Deseos era la que tenía un worldbuilding más desarrollado, ya que con anterioridad había escrito un borrador de unas noventa páginas del que rescaté unas pocas escenas.

Nada más empezar a leer se nos presenta un personaje de apariencia anciana como uno de los protagonistas, Val. A lo largo de la novela, otros personajes le suceden como narradores; entre ellos un chico joven llamado Tommy.

¿Fue difícil narrar la historia desde puntos de vista tan diferentes?

Más que difícil, fue bastante interesante. De todos los proyectos anteriores que tengo me parece que ninguno es tan coral como este. Al principio iban a ser sólo dos o tres puntos de vista y han acabado en siete, si no me equivoco, pues la historia tiene varios protagonistas que nos cuentan lo que sucede.

Lo difícil en este caso fue escribir cada punto de vista de forma que en él se reflejara la personalidad de cada uno. Hay personajes muy diferentes en la novela (unos demasiados tímidos, otros demasiado temerarios) y tenía miedo de que se parecieran demasiado; quería que el lector se diera cuenta de que cada uno tiene una personalidad distinta, por lo que tuve que desarrollar bien a mis personajes y cada vez que actuaban preguntarme: vale, ¿qué haría él o ella en esta situación?

Obviamente cada uno tiene una respuesta diferente y averiguarlo es parte de la diversión.

Portada de Deseos de brujo (Ediciones Hati, 2018).

Si no me equivoco, esta es tu primera novela publicada. ¿Tenías claro desde el principio que tu historia fuera publicada con una editorial tradicional o te planteaste en alguna ocasión la idea de autopublicarla?

Sí, es la primera —y espero que no la última—, por lo que le tengo un cariño especial. La verdad es que nunca me he planteado autopublicar, ya que sé poquísimo del tema, así que siempre que escribía algo pensaba: «bueno, si logro acabarla probaré suerte con alguna editorial, tal vez un concurso». Lo cierto es que antes de Deseos de brujo tan solo había acabado otra novela mucho más corta y sin pulir. Pero mi suerte fue tremenda cuando los editores de Hati (a los que les debo tanto) se pusieron en contacto conmigo. Habían leído cosas mías gracias a un foro de literatura y decidieron darme una oportunidad. Por aquel entonces yo no tenía nada en mente, estaba pasando por eso que llaman «un bloqueo de escritor» y llevaba una buena temporada sin escribir. Cuando hablamos y me dijeron si querría enviarles algún manuscrito me sentí muy emocionada porque hubieran pensado en mí; al fin y al cabo, era una oportunidad que rara vez que se le presenta a un escritor, sobre todo uno novel. De no haber sido por ellos puede que me hubiera llevado bastante más tiempo volver a emocionarme con algún proyecto, y sin duda hubiera tardado mucho más en terminar una novela sin saltar a otra antes. Tuvieron una gran paciencia conmigo, ya que cada vez que me preguntaban por el borrador del libro yo les cambiaba de idea —que, si primero iba a ser una novela más corta de fantasía, luego una de cifi—, creo que debí de cambiar de idea como tres o cuatro veces antes de desenterrar esta de un cajón y centrarme en ella definitivamente. Además, yo sola jamás hubiera podido hacer todo lo que Hati está haciendo para sacar mi novela adelante, algo magnífico.

Según ha contado la editorial Ediciones Hati, Deseos de brujo es la primera parte de una bilogía. ¿Tenías claro desde el principio que esto fuera así o fue la escritura la que te pidió dividir la historia en dos partes?

Soy una escritora de brújula la mayor parte del tiempo, lo que se traduce en que cuando comencé no tenía ni idea de donde iba a terminar. Podía ser un libro, dos o tres. Mentiría si dijera que sabía con seguridad que esta novela iba a ser autoconclusiva, porque escribir fantasía es algo que te deja tantas opciones, te da tantas oportunidades de expandir la imaginación, que desde un principio sabía que tenía dos opciones: o hacía un libro más tocho de lo que ya es —no me esperaba que saliera tan gordo, lo juro, nunca he escrito tanto—, o lo dividíamos en dos partes. Cuando escribo tiendo a extenderme bastante y muchas veces las ideas van surgiendo incluso aunque crea que lo tengo todo claro, así que sí, digamos que la escritura y los propios personajes me pidieron más páginas.  

¿Tienes más historias pensadas en este universo?

En principio, no. Al igual que todos los de fantasía, el universo que he creado podría expandirse muchísimo y sin duda tengo ideas que a lo mejor no podré meter en estos libros o que tocaré muy por encima, pero mi intención es cerrar la historia de estos personajes y dejarlo ahí. Me encanta este universo, pero también tengo muchísimas más ideas para otros libros que quiero poder desarrollar en un futuro no muy lejano, así que cuando la historia de Tommy y compañía termine me centraré en otros proyectos. Sin embargo, no tiene por qué ser un adiós definitivo. Quizá en unos años me plantee regresar con nuevos personajes e historias, todo depende de lo que los lectores quieran, si les gusta lo suficiente lo que he creado.

La historia, a pesar de pertenecer al género de fantasía, transcurre en varios lugares que podemos reconocer hoy en día. Como, por ejemplo, París. Escoger lugares reales y cercanos al lector puede restar o sumar a la historia según sea tratado el espacio.

¿Cómo fue el proceso de escritura en tu caso? ¿Pudiste visitar todos esos lugares o investigaste sobre ellos?

Ojalá hubiera podido visitarlos todos, son ciudades que me maravillan y algún día espero poder hacerlo. Sin embargo, el único lugar en el que estuve que sale en la novela, aunque brevemente, fue en Roma un par de días.

Muchas veces, al escribir fantasía prefiero crear mundos totalmente nuevos, donde las únicas reglas de la geografía son las mías (lo cual me quita de encima todo el proceso de investigar). Esta vez la historia demandaba ocurrir en el mundo real, pero no quería centrarme en un único sitio. Me encantaría viajar a un montón de países y eso se traduce en que, si yo no puedo, mis personajes sí. Escogí algunas de las ciudades que más me gustaban o que pensé que irían bien con la historia y comencé a reunir información y fotos (aunque tengo que reconocer que la parte de investigación no es mi favorita). Siempre que centro algo en el mundo real siento la responsabilidad de tener que hacerlo bien, de querer que ese lugar que plasmo en mi novela sea lo más fiel posible a la realidad, aunque a veces me tome ligeras licencias, pero espero que me perdonéis por ello. Esta vez lo he centrado bastante en un único continente, pero en la segunda parte tengo pensado tocar lugares aún más lejanos. Hay tantas posibilidades.

Sé de unos pocos escritores que van a los lugares donde se desarrolla su novela y eso es genial, porque da una visión que jamás podríamos tener solo buscando en internet. Por desgracia, siendo una estudiante tendré que contentarme con mi poco querido amigo, el Google Maps, por ahora.

El año que viene espero poder ir a Venecia unos días, una de las ciudades que más he querido visitar siempre, lo cual no sólo me vendrá genial para desarrollar más esta ciudad dentro del universo de Deseos, sino porque tengo pensada una futura saga ubicada totalmente allí.

La autora, Lou M. Costa.

¿Puedes contarnos alguna anécdota más sobre la novela o su proceso de escritura?

Si me preguntas, yo diría que lo que más me ha costado de escribir esta novela ha sido que todas las piezas encajaran. El borrador inicial quedó descartado porque, aunque los personajes eran los mismos, las tramas no conectaban como yo quería y no sabía cómo encauzar la historia, lo que me frustró e hizo que la tuviera en un cajón bastante tiempo. A veces las ideas necesitan tiempo para terminar de florecer y esto es lo que pasó con Deseos. Cuando la recuperé tiempo después empecé a planear desde cero otra vez, de forma que los hilos conectarán, por lo que ciertos personajes que tendrían que haberse encontrado en primeros capítulos acabaron en sitios completamente diferentes. Es también parte de la gracia de ser escritora (o al menos si eres como yo), que rara vez sabes por dónde van a salir tus creaciones.

¿Tienes algún proyecto más del que nos puedas hablar?

En cuanto a proyectos futuros, por ahora estoy bastante centrada (o lo intento con el tiempo que me deja la universidad) en la segunda parte de Deseos, ya que tengo pensado el destino de mis personajes. Sin embargo, también tengo varios proyectos en mente con los que me gustaría empezar, pero con lo indecisa que soy me llevará bastante tiempo decidir. Tengo varios de fantasía y alguno de cifi por ahí rondándome, aunque lo más probable es que comience con el que está ubicado en Venecia, pues si visito la ciudad quiero tener los recuerdos lo más fresco posibles a la hora de escribir.

El género que llevo escribiendo desde que era una cría es fantasía, ya que es parte de lo que más leo y con lo que me siento más cómoda. En los últimos años también empecé con algunas cosas de cifi y tengo pensados un par de proyectos futuros, así que esos dos géneros es en lo que más me muevo. El género histórico me encanta, pero por ahora prefiero no tocarlo, ya que es algo que requiere una cantidad enorme de investigación y si algún día hiciera una novela histórica querría hacerla muy bien. Un par de veces traté de escribir novela realista, pero nunca llegó muy lejos, pues soy incapaz de escribir sin meter de por medio algún elemento sobrenatural. A veces no se trata de gustos (a mí me gusta leer novelas policíacas, pero no escribo sobre ellas) sino de escribir con lo que más cómodos estemos.

 

Muchas gracias por tus respuestas. Esperamos que Deseos de brujo tenga la gran recepción que se merece, y que sea uno de los primeros logros de una larguísima carrera.

Ness
Ness (Artículos/Reseñas): En proceso de ser directora, dramaturga y guionista. Loca de los gatos y los videojuegos. Procrastina más que escribe, sobre todo en Twitter.

Buy Me a Coffee at ko-fi.com

¿Nos ayudas con una donación?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .