Webcómics, o de leer cómics en la Red

Aprovecho esta nueva entrada dedicada a las otras narrativas para hablaros de una de mis últimas aficiones: los webcómics.

Para los que no estéis al día, los webcómics (también conocidos como webtoons) son cómics serializados diseñados para leer en Internet, sobre todo en tabletas o smartphones, y que nacieron en Corea del Sur. Se estructuran de forma que cada capítulo consiste en una tira vertical «infinita», que se desplaza de arriba abajo haciendo scroll. No hay páginas, y las viñetas se distribuyen, por lo general, una debajo de la otra sin interrupción.

Captura del manhwa Wolf in the House, disponible en Lezhin.

Hay muchas páginas webs que se dedican a publicarlos, tanto de forma gratuita, como de pago. Por poner algunos ejemplos tenemos Tapas, Line Webtoon (estas dos son de fuera de Corea y, además, permiten que la gente publique libremente sus trabajos) o la coreana Lezhin.

Lezhin fue, precisamente, mi primera parada en este mundo. Os lo voy a confesar, descubrí la existencia de esta web/editorial gracias a una página de scans. Hace tiempo seguía a una chica en Twitter que a veces comentaba las actualizaciones de un manhwa (manga coreano) al que estaba muy enganchada. Inocente de mí, creía que la cosa funcionaba igual que con el manga japonés tradicional y que si las obras no habían sido licenciadas en nuestro país, hacerse con ellas era tarea imposible, a menos que te metieras en el mundo de los scans.

Nada más lejos de la realidad.

Lezhin, por ejemplo, tiene versión internacional de su web, y los trabajos con más éxito son traducidos al inglés de forma oficial y publicados allí. En ese caso, los cómics se pagan por capítulos, aunque de vez en cuando hay promociones en las que se puede leer una parte larga de un cómic (aproximadamente tres cuartas partes) de forma gratuita y luego solo hay que comprar los últimos capítulos.

Sin embargo, Tapas y Line Webtoon siguen una línea un poco diferente, y aunque también contienen obras de pago, muchas de ellas son gratis o se paga solo por los últimos capítulos, antes de que entren en modo gratuito.

Después de haceros esta pequeña introducción al mundo de los webcómics, aprovecho para hablaros de cuatro historietas de autoras que me tienen muy enganchada. Eso sí, hay que tener en cuenta que las obras son en inglés.

Lezhin

Empiezo con dos webcómics disponibles en Lezhin. En este caso se trata de obras de pago. Los dos webcómics que he escogido tienen un punto en común, y es que ambos tratan historias de amor en las que un miembro de la pareja tiene la habilidad de convertirse en un animal. Aun así, a partir de esa premisa compartida, el enfoque que ambas autoras dan al desarrollo de la narración no puede ser más diferente.

Dallae, de Choonae

Podéis leer este webcómic aquí

Twitter de la autora: @chun83_ 

Lee Bo-Eun es una estudiante universitaria, tímida y risueña, a la que le encantan los gatos. Cuando estaba en el instituto, siempre se paraba de camino a clase a dar de comer a las colonias de gatos abandonados de su vecindario. Así fue como conoció a Dallae (que se pronuncia como Dalé), en medio de unas azaleas (que en coreano se llaman jindallae), y de ahí el mote con el que Bo-Eun la bautizó. Dallae es la gata siamesa de Bo-Eun. O quizás sería mejor decir que es esa gata que convive a veces con Bo-Eun, porque, aunque tienen un vínculo especial y muchas veces el animal duerme en su casa, se trata de una gata que va por libre.

Sae-Yeon, Bo-Eun y Dallae, protagonistas del manhwa Dallae.

Pero últimamente, Bo-Eun ha estado soñando mucho con Sae-Yeon (que se pronuncia Seyon), una antigua compañera de instituto de la que estaba enamorada y con la que nunca se atrevió a hablar porque era demasiado perfecta para ella. Hace años que no la ve, porque las dos se matricularon en universidades distintas, pero ahora que la universidad de Sae-Yeon ha cerrado el departamento de deporte en el que ella estudiaba, toda su promoción ha sido transferida a la universidad de Bo-Eun, cruzando de nuevo sus caminos.

Aunque lo que Bo-Eun no sabe es que, en realidad, sus caminos nunca se separaron. Porque Sae-Yeon tiene la capacidad de transformarse en gato. Y su alter-ego se llama Dallae.

Se trata de una historia muy corta, de solo 24 capítulos, en la que asistimos al desarrollo pausado y delicado del romance entre una chica normal y otra chica que tiene la habilidad de convertirse en gato. Tiene una trama muy típica de los shojo-ai más puros y tiernos, en los que la protagonista es demasiado tímida para dar cualquier paso. Pero el hecho de que Sae-Yeon sepa muchos secretos de Bo-Eun por haber convivido con ella tanto tiempo en forma de gato, facilita muchos las cosa. La única pega que le pongo a la historia es que la autora la terminó de forma un poco abrupta y dejó muchas cosas en el tintero, en especial las que están relacionadas con el pasado de Sae-Yeon. Además, a mí particularmente me habría gustado saber cómo evolucionaba esa relación después de ese punto y final.

Wolf in the House, de Park Ji-Yeon

Advertencia: este cómic contiene escenas de sexo explícitas, por lo que no está recomendado para menores de edad.

Podéis leer este webcómic aquí.

Twitter de la autora: @sundayjorge 

Park Ji-Yeon, autora de Wolf in the House, con su perro Som. Fuente.

Yeo Minsuk es un redactor freelance a poco de cumplir los 30. Acaba de dejarlo con su novio después de diez años de compartir una relación llena de altibajos y, además, está cabreado porque muchas de las empresas que lo contratan le prometen mucha proyección y le dicen que valoran su talento, pero después no le pagan (sí, eso que ocurre siempre en el campo del arte…).

Minsuk siempre ha querido tener un perro, uno pequeñito que se pueda llevar a todas partes y al que pueda poner jerséis y collares monos, pero su antiguo novio detestaba a los animales. Por eso sigue en redes a una protectora, con la idea de que quizás algún día se anime a dar el paso y adopte uno. Pero el que se cruza en su camino no es un chihuahua, sino un husky siberiano que será sacrificado muy pronto si nadie se lo lleva a casa. Minsuk no puede dejar que eso ocurra, y aunque vive en un apartamento pequeño, acaba adoptando a Bexan el husky.

Pero menudo marrón se encuentra cuando, al volver a casa después de unas compras, lo que descubre no es a un perro, sino a un joven de rasgos siberianos completamente desnudo. Para colmo, el joven asegura que es Bexan, y que en realidad es un hombre lobo que mantiene su forma humana durante la noche y su forma perruna durante el día.

Minsuk no se lo cree, obviamente. Pero pronto sus reticencias van cayendo y la atracción que siente por el chico lobo, y que parece que es correspondida, acabará yendo más allá que el compañerismo entre un dueño y su perro.

La historia sigue en publicación, cuenta con 74 capítulos más un epílogo y ha pasado por varias fases. Al principio tenemos el desarrollo de la relación entre Minsuk y Bexan y cómo es la convivencia y los deseos de los dos hombres. Minsuk es un hombre práctico y realista que solo quiere vivir la vida de manera tranquila, mientras que Bexan es un joven alocado e impulsivo que nunca piensa antes de actuar. Por eso hacen una pareja la mar de divertida, que a pesar de todo se apoya durante toda la trama. 

Minsuk y Bexan, protagonistas de Wolf in the House.

Pero con la aparición de otro hombre lobo llamado Diesel, y de su amante humano, Ein Lee, que es un hombre que anda metido en asuntos de mafias, la trama da un vuelco, añadiendo un elemento policíaco y de misterio, que primero une a los cuatro en una trama conjunta y después pasa a centrarse en el pasado de Diesel y Ein. Finalmente, la historia regresa al presente y retoma la trama de donde Minsuk, Bexan y Diesel se embarcan en un viaje en busca de los orígenes de Bexan, en Rusia.

Lo que más me gusta de esta historia es que, aunque la relación que desarrollan Minsuk y Bexan es el pilar central de la historia como BL (Boys’ Love/yaoi) que es, el toque de humor que la autora le da a la narración y el tratamiento de elementos externos a la pareja la hacen muy amena y cercana. Además, también tiene sus momentos duros, no solo por la trama policial alrededor de Diesel y Ein, sino por abordar temas como las relaciones disfuncionales, la relación entre madres e hijos, el tema del rechazo a la homosexualidad en Corea, etc. Mención especial al estilo de dibujo de Park Ji-Yeon, que es una delicia.

Line Webtoon

En el caso de Line Webtoon, he escogido dos historias de fantasía escritas por dos autoras españolas, que tenéis disponibles de forma gratuita en la plataforma. 

Hooky, de Miriam Bonastre Tur

Podéis leer este webcómic aquí.

Twitter de la autora: @iMiriamBT 

Autorretrato de Miriam Bonastre.

Esta historia lleva más de cuatro años publicándose y ya se encuentra en su recta final. Actualmente cuenta con más de 200 episodios. Tiene un dibujo muy tierno, que me recuerda a los cómics que solía leer de niña, con un aire muy infantil y dulce y con muchas referencias a cuentos de hadas y folclore.

La historia empieza cuando dos hermanos gemelos de 12 años, Dani (una chica) y Dorian (un chico), que son dos jóvenes brujas, pierden el autobús a la escuela mágica a la que los han enviado sus padres y, como tienen miedo de la reprimenda, en vez de volver a casa deciden escaparse y buscar a alguien que los enseñe por su cuenta. Dani y Dorian no podrían ser más distintos, mientras ella es abierta y dicharachera, pero incapaz de controlar su magia, él es serio, estudioso y es capaz de lanzar a la perfección cualquier hechizo con solo leerlo en un libro.

Su primera parada es en casa de su tía Hilde, que es una malvada bruja con mucho poder. Pero un seguido de desventuras les acaban arrastrando a casa del maestro Pendragon, que parece un poco despistado, pero tiene un gran poder para la adivinación. A ellos se les unen Nico, un muchacho revoltoso que acaba encogido a manos de Dani por culpa de un encantamiento fallido, y también la princesa Monica, que se ha escapado de su castillo en busca de su príncipe desaparecido.

Personajes principales del webcómic Hooky.

Sin embargo, lo que empieza como una historia que podríamos catalogar casi de infantil, que sigue las aventuras y desventuras de estos dos hermanos y sus amigos, poco a poco va dando un giro oscuro cuando empezamos a ver que el mundo humano y el mundo de las brujas no convive en la paz que todos creen, sino que mientras buena parte de los humanos temen a las brujas y las quieren quemar, hay algunas de ellas que son malvadas y matan niños, muchas brujas buscan venganza por esos actos desmedidos. De hecho, una facción del mundo de las brujas está preparando una rebelión con el objetivo de derrocar al rey y vengarse así del trato cruel que han recibido durante años.

A la historia le cuesta un poquito arrancar, pero en cuanto esa trama más oscura empieza a hacer acto de presencia de forma más constante no puedes parar de leer capítulos para saber qué ocurrirá con los hermanos Wytte, que en realidad están más implicados en la trama de rebelión del mundo de las brujas de lo que jamás hubiesen podido creer. 

Una cosa que me gusta mucho del cómic es que muestra el conflicto entre humanos y brujas desde muchos puntos de vista diferentes, lo que hace que, al igual que les ocurre a Dani y Dorian, como lector no sepas exactamente a quién considerar los buenos y a quienes los malos. Así, mientras lees descubres que cada persona en concreto actúa movida por sus propios objetivos, independientemente del bando al que pertenezca.

No os cuento más, porque sería empezar a destripar la trama, pero os aseguro que más o menos a partir del capítulo 50 la historia se vuelve adictiva. Yo me leí 150 capítulos en dos días.

House of Stars, de Saltacuentos y Lion Illustration

Podéis leer este webcómic aquí.

Twitter de los autores:

@saltacuentos 

@lionillustratio

Lily, protagonista de House of Stars.

Os puedo contar poca cosa de este webcómic, porque lleva poco en publicación y en el momento de acabar de escribir este artículo solo cuenta con 15 capítulos y la trama, aunque esbozada con claridad, todavía no me permite dar una valoración extensa.

En esta historia, con un estilo de dibujo que recuerda a las obras del estudio Ghibli, seguimos los pasos de Lily, una chica muy decidida y aventurera de 19 años, que vive sola desde que su abuela murió, y a la que el resto del pueblo siempre trata como si estuviera un poco loca por andar demasiado metida en su mundo.

A Lily le gusta ir al bosque a recoger hierbas como hacía su madre. Pero después de que algunas chicas hayan desaparecido allí, los aldeanos le aconsejan que no vaya. Sin embargo, ella insiste en hacerlo y allí descubre a un caballero de piel verde llamado Niven que ha secuestrado a una de las muchachas desaparecidas. Lily intenta seguirlo y sin quererlo acaba transportada a otro mundo, en el que descubre que una malvada reina es la que está utilizando a ese caballero para secuestrar a las muchachas del pueblo.

Lily no le teme a nada, así que le exige a la reina que las libere. Sin embargo, esta le ofrece un trato: si consigue pasar tres pruebas le concederá tres deseos. Si falla, se la comerá tanto a ella como al resto de chicas. De ese modo, Lily no duda en lanzarse a la aventura, que la llevará a mundos de cuentos de hadas. 

Al igual que Hooky, House of Stars tiene mucho de cuentos de hadas, que están presentes durante toda la narración. A medida que pasan los capítulos y Lily tiene que hacer frente a las pruebas, vemos cómo se va desarrollando su relación con Niven (hay un claro componente romántico ahí). Sin embargo, el caballero está obligado a cumplir las órdenes de la reina por culpa de un hechizo, lo que complica bastante las cosas entre ellos.

Anna Roldós
Anna Roldós (Reseñas/Artículos/Corrección): Escritora, editora y exlibrera. Licenciada en Química, abandoné ese camino para dedicarme a lo que me apasiona de verdad: los libros. Escribo relatos, novelas y fanfics de fantasía y ciencia ficción. Fangirl de muchas cosas de las que me gusta hablar en mi cuenta de Twitter. Web.

Buy Me a Coffee at ko-fi.com

¿Nos ayudas con una donación?

Anuncios

Un comentario en “Webcómics, o de leer cómics en la Red

  1. Yo estoy enganchadísima a los Webtoons, sobre todo a los de Webtoon Line. Empecé con True Beauty y ahora sigo otros con estilos artísticos muy diversos. Mis favoritos, a parte del mencionado anteriormente, son Let’s Play, I love Yoo, Age Matters y Lore Olympus (una joyita si te gusta la mitología griega). El dibujo de Purple Hyacinth es chulísimo y sabe aprovechar los recursos que ofrece el ordenador con la incorporación de banda sonora en algunos momentos clave. Un saludo!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.