To boldly go where no woman has gone before: una reflexión sobre las mujeres en Star Trek

Siete años. Siete años parecen muchos viendo (y sin acabar aún, por mi parte) una de las franquicias más importantes de la ciencia ficción de este siglo y del anterior, pero son pocos si pensamos en todo el tiempo de producción que conlleva una de las sagas más largas de la ciencia ficción estadounidense como es Star Trek. Aunque fue creada por un hombre, Gene Roddenberry, cabe añadir que muchas mujeres (actrices, guionistas, productoras, técnicas…) han participado en su desarrollo a lo largo de los más de cincuenta años desde su capítulo piloto, “The Cage” [1]. Quien más, quien menos, ha oído hablar del capitán Kirk, del comandante Spock y del capitán Picard. Pero si pasamos a Kathryn Janeway, Deanna Troi o Dax, quizás no os suenen tanto. Y todas ellas son personajes relevantes en el universo Trek.

Este artículo es un pequeño homenaje, pues, a todas esas mujeres que han contribuido, contribuyen y contribuirán a dar su perspectiva en una saga que, aunque ha tenido sus tropiezos, ha ido mejorando a lo largo del tiempo. Me centraré en especial en el tratamiento de las mujeres en la pantalla y detrás de ella y, por supuesto, intentaré evitar en la mayor medida los spoilers, aunque en algunos momentos me temo que será necesario profundizar en detalles.

La serie original

La serie inicial de Star Trek tiene sus más y sus menos, sus grandes maravillas y sus años 60 en todo su esplendor, nazis espaciales incluidos. Pero las mujeres en la serie original son en gran parte, por desgracia, un mero objeto; y su objetivización no pasará de moda, manteniéndose durante un buen tiempo a lo largo de la franquicia.

Aunque Roddenberry tuviera un proyecto utópico en mente, seamos realistas: exceptuando la teniente Nyota Uhura (Nichelle Nichols) y la enfermera Christine Chapel (Majel Barrett), el resto de personajes femeninos que aparecen en pantalla son el interés romántico del capitán, el motor del drama o ambas cosas a la vez. Incluso las mujeres de la tripulación lo son también en más de una ocasión.

Suerte que tenemos de Dorothy Catherine Fontana. Más conocida por su seudónimo, D. C. Fontana, al principio fue secretaria en la productora de Roddenberry y luego guionista y editora de las historias de la serie. Fontana nos dejó muchos capítulos interesantes, tales como “Journey to Babel” o “Friday’s Child”. En “Journey to Babel” se presenta al padre de Spock, Sarek, y se profundiza más en la compleja relación que tiene el vulcano con su padre a causa de su condición mixta de vulcano y humano. Gracias a ella, pues, podemos ver representados a los vulcanos tal y como son ahora. Además, tratan con un conflicto diplomático, un ejemplo de muchos de los capítulos siguientes de la franquicia.

Dorothy Catherine Fontana, guionista de la serie clásica.

Fontana también reescribió diferentes capítulos, como “This Side of Paradise” y “The City on the Edge of Forever”. A partir de la tercera temporada desapareció del equipo fijo, aunque contribuyó como freelance en capítulos como “The Enterprise Incident” y “The Way to Eden”.

A pesar de que la relación con Roddenberry se complicó al principio de la primera temporada de The Next Generation, a causa de un conflicto entre la posición a la que aspiraba de productora asociada y su registro en el Sindicato de Guionistas de Estados Unidos, Fontana también participó en su piloto y en un capítulo de Deep Space Nine, “Dax”, de la que hablaremos posteriormente en el apartado homónimo.

Por motivos de calidad, obviaremos la serie animada de 1973 [2], pero cabe añadir que el único capítulo considerado canónico, “Yesteryear”, fue escrito por ella y es el más memorable de estos.

También participaron en los guiones de la serie clásica Jean Lisette Aroeste, Margaret Armen (quien guionizó capítulos de varias series estadounidenses entre las décadas de los 60 y los 80) y Shari Lewis, escritora, titiritera y cantante.

The Next Generation

Después de varios años en los que solo se vio Star Trek en la gran pantalla, muchos fans esperaban la aparición de una nueva serie. En 1986, tras el éxito de la cuarta película, The Voyage Home, los productores de Paramount estaban asombrados por lo popular que seguía siendo la saga veinte años después de la serie clásica. Así pues, estos decidieron realizar una serie nueva, The Next Generation, que marcó un antes y un después en la duración de las series Trek: de 1987 a 1994. Como en la serie original, en la mayoría de los capítulos se trata un asunto individual que no afecta a la trama… al menos, hasta la tercera temporada, donde la situación cambia un poco.

En cuanto a los personajes principales que aparecen en The Next Generation, solo podemos contar con unas pocas mujeres, en comparación con los protagonistas masculinos: Beverly Crusher (Gates McFadden), la médico de la nave; Deanna Troi (Marina Sirtis), la consejera de la nave; Tasha Yar (Denise Crosby), como la jefa de seguridad y oficial táctica; y Katherine Pulaski (Diana Muldaur), la sustituta de Crusher en la segunda temporada. Podemos ver otros personajes secundarios a lo largo de la serie, las más relevantes Lwaxana Troi (madre de Deanna, interpretada por Majel Barrett), Guinan (Whoopi Goldberg, la barista del Ten Forward) o Keiko O’Brien (Rosalind Chao, botanista en la nave).

Sin entrar en muchos detalles, las dos primeras temporadas son bastante problemáticas, vistas sobre todo desde una perspectiva actual, en especial a causa de las muchas tramas recicladas de episodios desechados de la serie clásica. Luego mejora, como cualquier serie a la que se le da tiempo, pero la brocha gorda con la que se tocan muchos temas en los capítulos iniciales puede complicar la experiencia visual.

Muchos capítulos de la primera temporada destacan por la ausencia de la consejera Troi, uno de los personajes que sufrió una evolución más destacada a lo largo de los siete años de realización de la serie. De ella recomendaría en especial “Face of the Enemy” (6×14), donde es secuestrada por los romulanos y tiene que fingir ser una espía del Tal Shiar, su servicio de inteligencia. En cuanto al otro personaje que tiene más relevancia en la mayoría de capítulos, la doctora Crusher, adolece de ser “la madre de”, en detrimento de su faceta como doctora e investigadora. Una de las excepciones claras es “Remember me” (4×05), donde sufre una serie de paradojas temporales y ve cómo la Enterprise está a punto de desaparecer y, con ella, toda su tripulación.

Jeri Taylor, productora y guionista de varias series Trek.

Por otro lado, en el staff técnico, a partir de la cuarta temporada apreciamos la aparición de Jeri Taylor, quien fue guionista y productora ejecutiva de The Next Generation y de Voyager.

Los capítulos de Taylor son claves para entender muchos de los conflictos éticos, políticos y sociales que se reflejan a lo largo de la franquicia: desde “Suddenly Human” (4×04, el primer capítulo que escribió), donde vemos las dificultades de un niño que ha sido criado por la raza que lo secuestró, pasando por “The Wounded” (4×12), donde se nos presenta a los cardasianos, una raza de alienígenas que no forman parte de la Federación de Planetas y que es fundamental para entender Deep Space Nine, hasta la historia de “Sub Rosa” (7×14), que introduce una trama romántica para la doctora Crusher. Con espíritus. Y movidas de su abuela. Nadie dijo que no hubiera tramas fantásticas en una serie de ciencia ficción dura.

En la dirección podemos destacar los siete capítulos de Gabrielle Beaumont, quien fue la primera directora en la franquicia, a partir de “Booby Trap” (3×06). Gates McFadden, además de su labor como actriz, también dirigió “Genesis” (7×19) y participó como coreógrafa en el baile de “Data’s Day” (4×11). Asimismo, en la producción consta Dawn Velazquez, quien fue productora de varias temporadas de la franquicia (la sexta y la segunda de The Next Generation, las dos primeras de Deep Space Nine y la primera de Voyager) y Merri Howard, que fue productora y asistente de dirección en The Next Generation, Voyager y Enterprise.

Deep Space Nine

Deep Space Nine (1993-1999) siguió algunas de las tramas de The Next Generation para plantearnos una frontera inexplorada: una estación administrada por la Federación en un planeta, Bajor, del que se está planteando su incorporación, tras una ocupación de cincuenta años por parte de los cardasianos. De la franquicia, es la primera serie que deja de lado los capítulos semanales independientes para centrarse en arcos de cuatro a siete capítulos a lo largo de sus siete temporadas.

En esta serie podemos encontrar varios elementos que no se habían dado tanto en las anteriores, en especial la importancia de la religión o el debate de la incorporación a la vida mundana por parte de alguien que ha vivido la opresión o ha combatido en la resistencia. Estos temas se exploran en especial a través de Kira Nerys (Nana Visitor), una bajorana que formó parte del Maquis, la resistencia, y tiene que reubicarse en un mundo en el que los cardasianos ya no son sus enemigos jurados.

El otro personaje femenino relevante en el puente de mando es una de las oficiales de la Federación, Jadzia Dax (Terry Farrell), quien es la unión de una persona de la raza trill junto con un simbionte que ha vivido diferentes vidas y perspectivas, que se van descubriendo a lo largo de varias temporadas. Uno de los capítulos clave para entender sus dilemas es “Rejoined” (4×06), donde Dax se cruza con otro simbionte, Kahn, quien fue su mujer en otra vida; sin embargo, ellas no deberían intentar retomar una relación romántica, ya que en su sociedad es tal el tabú que Jadzia podría perder al simbionte.

Como en The Next Generation, hay personajes secundarios con cierta relevancia y protagonismo en muchos capítulos, como Keiko O’Brien, que prosigue su relación con Miles O’Brien y ejerce su profesión; la Winn Adami (Louise Fletcher), miembro de la religión bajorana; Ishka (Andrea Martin), madre de los ferengis Quark y Rom y con unas ideas muy claras sobre su sociedad; Leeta (Chase Masterson), una camarera del bar de Quark; o Kasidy Yates (Penny Johnson), capitana de una nave carguera.

En el apartado técnico tenemos a Kim Friedman, que dirigió varios capítulos tanto de esta serie como de Voyager. Por otro lado, no podemos olvidar a Denise Okuda que, junto con su marido, trabajó en The Next Generation y Deep Space Nine, así como en algunas de las películas, como diseñadora gráfica, artista y supervisora. También es la coautora de dos enciclopedias de Star Trek y una de las colaboradoras en la remasterización de la serie clásica, que se produjo a mediados de la década pasada. A lo largo de esta, además, ha ayudado a producir numerosos documentales sobre Star Trek.

Voyager

Voyager (1994-2001) se fue emitiendo al mismo tiempo que Deep Space Nine, pero el argumento no se parecía en nada: la nave homónima queda en el cuadrante Delta, a 70.000 años luz de la Tierra. El objetivo claro es volver a casa, no importan las dificultades. Esta fue la primera serie en poner al frente del puente a una capitana, y ya era hora. Kathryn Janeway (Kate Mulgrew) fue una elección clara y potente; como es obvio, hay muchísimos capítulos que se centran en ella y no los nombraré todos, pero me quedaría con “Coda” (3×15), que plantea la muerte de la capitana, aunque hay algo que no encaja del todo…

La otra persona en el puente desde los inicios de la serie es B’Elanna Torres (Roxann Dawson), una ingeniera humana y klingon con mucho carácter y sin pelos en la lengua. Su condición mixta y su rechazo a su parte klingon centra algunos capítulos, como “Faces” (1×14), donde unos alienígenas separan sus dos partes y tiene que lidiar con ello. Además, hasta la cuarta temporada hay una alienígena que se une a la tripulación: una ocampa, Kes (Jennifer Lien), quien se encarga del nivel hidropónico de la nave y posteriormente ayuda al Doctor como enfermera. A partir de la cuarta temporada, Seven of Nine (Jeri Ryan) inicia su andadura en la nave, lo que añade complejidad al asunto, ya que se trata de una borg, una infinitésima parte de un gran colectivo y el enemigo más acérrimo de la Federación (y del universo también).

Kathryn Janeway (Kate Mulgrew) y Seven of Nine (Jeri Ryan), en “The Omega Directive” (4×21). Fuente: CBS.

En Voyager, además de algunas de las directoras ya mencionadas, tenemos también a Allison Liddi, que dirigió un capítulo tan excelente como es “Collective” (6×16), y a Nancy Malone, que dirigió “Coda” y “Message in a Bottle” (4×14).

Enterprise y los dosmiles

Enterprise (2001-2005) es la precuela oficial de todas las series anteriores y funciona como introducción a muchos de los problemas que más tarde se resolverían con un chasquido de dedos: no hay teletransporte cien por cien fiable, se requiere de una intérprete además de la traducción universal, no hay protocolos de seguridad, no hay Primera directriz…[3]. En definitiva, Enterprise es el epítome de los cowboys de la frontera espacial.

Como en el caso de The Next Generation o Deep Space Nine, solo hay dos personajes femeninos en el puente: la primera oficial, la vulcana T’Pol (Jolene Blalock), y la teniente de comunicaciones e intérprete, Hoshi Sato (Linda Park). Sin embargo, la sexualización innecesaria del personaje de T’Pol es un gran escollo para poder visualizar la primera temporada y me parece incomprensible que se diera en una serie de principios del siglo XXI.

En cuanto al apartado técnico, me parece relevante mencionar a Judith Evelyn Reeves-Stevens, escritora de novelas de Star Trek, que durante la cuarta temporada se convirtió en productora de facto. Junto con su marido, Garfield Reeves-Stevens, reenfocó la línea de la serie para evitar caer en errores de continuidad y coescribió varios capítulos de la cuarta temporada: “The Forge” (4×07), “Observer Effect” (4×11), “United” (4×13), “Divergence” (4×16) y “Terra Prime” (4×21).

Otras guionistas que participaron fueron Phyllis Strong, quien, además de guionizar capítulos de Voyager y de esta serie, también fue editora de los guiones en la primera temporada y productora en la segunda y la tercera; Maria Jacquemetton (más conocida posteriormente por sus guiones en Mad Men), también editora en la primera temporada junto con su marido, André Jacquemetton; y Antoinette Stella, quien además de escribir un capítulo fue coproductora en la primera temporada.

Asimismo, muchos de los capítulos de Enterprise fueron dirigidos por Roxann Dawson, quien a finales de Voyager empezó a formar parte del grupo de la escuela de actores Trek que dirigen capítulos de la franquicia.

Las series de finales del 2010 y el resurgimiento que ya está aquí

Después de tanto tiempo desde la finalización de Enterprise en 2005, mucha gente pensaba que ya no volveríamos a ver Star Trek en la pequeña pantalla, más después de Star Trek: Beyond y del conflicto posterior por temas contractuales con los actores principales. Muchos creíamos que las series habían quedado en un limbo y ya vendrían tiempos mejores, a saber cuándo.

Así pues, fue una alegría la aparición de Discovery en 2017. Aunque para mucha gente se alejara del aire reflexivo de las series previas para dar paso a una acción más directa, Discovery contiene un gran número de personajes femeninos y estos, como Michael Burnham (Sonequa Martin-Green) y Georgiou (Michelle Yeoh), mantienen un gran peso en la trama. A partir de la segunda temporada vemos más protagonismo de los personajes secundarios, tales como Tilly (Mary Wiseman), Airiam (Sara Mitich/Hannah Cheesman) y, además de Nhan (Rachael Ancheril) y la canciller klingon L’Rell (Mary Chieffo), de la oficial Joann Owosekun (Oyin Oladejo) y la teniente Keyla Detmer (Emily Coutts), oficiales en el puente que espero conocer más en la tercera temporada. Tampoco podemos olvidar a Number One (Rebecca Romijn), personaje clave en la continuidad de la franquicia.

El staff técnico de Discovery está muy compensado, en comparación con las series previas: Grecthen J. Berg tomó las riendas de la serie después de la marcha de Bryan Fuller como productor, además de haber escrito cuatro capítulos; Hanelle M. Culpepper ha ejercido tanto de productora como de guionista y directora a lo largo de las dos temporadas de Discovery y de Picard; y Dana N. Wilson fue supervisora en sus primeras temporadas. Michelle Paradise, quien fue productora en la segunda temporada, se convirtió en su showrunner en la tercera.

En cuanto a las guionistas, debería referirme en especial a Bo Yeon Kim y Erika Lippoldt, un tándem que escribió capítulos como “The Sound of Thunder” (2×06), uno de los puntos clave de la segunda temporada.

De izquierda a derecha, Bo Yeon Kim y Erika Lippoldt, guionistas de Discovery, junto a Sonequa Martin-Green (que interpreta a la comandante Michael Burnham). Fuente: Women and Hollywood.

En cuanto a Picard (2020), considerada la secuela oficial de The Next Generation, tenemos a un buen elenco de personajes femeninos protagonistas, cuya perspectiva e importancia supera en muchas ocasiones al personaje homónimo: desde el misterio que rodea a Dahj (Isa Briones) y que inicia la trama principal de la serie, hasta las motivaciones personales de la doctora Agnes Jurati (Alison Pill), de Raffi Musiker (Michelle Hurd) y de otros personajes secundarios, que funcionan para avanzar la trama y llevar al espectador a la catarsis.

Kristen Beyer, como escritora de novelas de Voyager y de cómics actuales, contribuyó en la idea original de la serie. En el plano técnico, Maja Vrvilo participó como directora en Discovery, en sus cortos y en dos de sus capítulos, “The Impossible Box” (1×06) y “Broken Pieces” (1×08). Asimismo, en Picard vimos la producción de Heather Kadin, quien además de Discovery ha participado en Lower Decks y está envuelta en la producción de Prodigy, una serie animada de Nickelodeon que se emitirá en 2021.

¿Y qué nos espera ahora? A causa del coronavirus hemos visto algunos cambios respecto a la emisión de la tercera temporada de Discovery (programada para principios de 2020 y trasladada finalmente al mes de octubre), pero se ha anunciado la aparición canónica del primer personaje no binario y del primer personaje trans de la franquicia, lo cual ha alegrado a una buena parte del fandom.

Seguimos a día de hoy con la emisión de Lower Decks (2020), una serie animada para adultos muy alocada emitida en CBS All Access, que sigue las aventuras de la USS Cerritos. Y, virus mediante, pronto veremos la segunda temporada de Picard, además de algunas series derivadas que con el tiempo llegarán a la pequeña pantalla, como Strange New Worlds. En definitiva, tenemos Star Trek para rato, ¿y qué mejor momento para empezar que este? [4] [5]

Notas

[1] A causa de las sucesivas traducciones en español de España y de América a lo largo de estos últimos cincuenta años, los títulos de las series y capítulos mencionados en el artículo se mantendrán en el original en inglés.

[2] De verdad que no queréis infligiros ese daño.

[3] No voy a extenderme excesivamente, pero aquí hay que añadir una nota sobre la Primera directriz, porque es parte esencial para entender la filosofía de Star Trek y es clave en muchos episodios. Muchos.

La Primera directriz, por la que se rige la Federación de Planetas, afirma que no se puede interferir en los desarrollos normales de una sociedad alienígena, en especial de aquellas que aún no han llegado al viaje espacial con curvatura (el método de propulsión de las naves del universo Trek, que distorsiona el espacio-tiempo y es varias veces más rápido que la velocidad de la luz). Se considera, así pues, como una política de no intervención; cualquier acto de contaminación cultural puede ser perjudicial. Para los oficiales de la Federación es tal su importancia que va por encima de la vida de su tripulación y la suya.

Ejemplos de capítulos excelentes que la tratan: “Who Watches the Watchers” (The Next Generation, 3×04), “Blink of an Eye” (Voyager, 6×12), “Civilization” (Enterprise, 1×09) o “The Vulcan Hello” (Discovery, 1×01).

[4] 54 años de franquicia (a día de hoy) dan para mucho. Para empezar a verla, podéis comenzar por la serie clásica, si no os molestan los años 60 (y las mujeres con poca ropa, las luchas mal coreografiadas con piedras de porexpán, la música dramática, los nazis espaciales…). Si no sabéis nada de nada y lo primero que habéis visto sobre Star Trek es este artículo (¡gracias!), mi recomendación es empezar con las películas de la línea temporal Kelvin (Star Trek, Into Darkness y Beyond), que son más aceptables para un público contemporáneo, y luego lanzaros a ver Discovery, que recupera tramas de la serie clásica pero con un contexto menos farragoso. Y luego, lo que queráis en el orden cronológico desde la serie original, el universo y sus cuatro cuadrantes son vuestros. Actualmente el contenido de la franquicia está prácticamente en su totalidad en Netflix y en CBS All Access.

[5] En este enlace en inglés podéis consultar los capítulos con historia o guionizados por mujeres (hasta Enterprise).

Claudia Fontana
Claudia Fontana (Edición/Fichas de autoras/Reseñas): Filóloga hispánica en proceso. Era lectora de fantasía épica, pero ahora estoy virando hacia costas extrañas, múltiples y multilingües. Me encantan los cómics, las series, películas de animación y Star Trek. Twitter.


Buy Me a Coffee at ko-fi.com

Si quieres estar al día de nuestras publicaciones, subscríbete a la newsletter de La Nave Invisible.

2 comentarios en “To boldly go where no woman has gone before: una reflexión sobre las mujeres en Star Trek

  1. woah, pedazo de articulo! no he visto muchos articulos así de currados en español.

    La verdad es que las mujeres han estado siempre muy involucradas en la serie, el primer “number one” fue una mujer, Majel Barrett, en el piloto. Y luego Lucille Ball y Bjo Trimble que literalmente salvaron la serie xD

    Me gusta

    • ¡Hola!
      Cierto es, la verdad (aunque ya sabemos cómo acabó lo de Número Uno en el piloto…). De Bjo Trimble había oído algún comentario también, sobre todo respecto a la comunidad fan, pero lo de Lucille Ball lo desconocía y tiene mucha más miga de lo que he pensado en un principio.
      Muchas gracias por el comentario y por la aportación 🙂

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .