Saga Crave: vampiros, gorgonas, gárgolas y mucho salseo

Aviso: va a haber spoilers de Anhelo y el resto dela saga a lo largo del artículo.

Si alguien dice que los jóvenes no leen, está mintiendo. Los jóvenes leen y mucho, lo que pasa es que no leen lo que ellos quieren. Que se lo digan a Tracy Wolff, que en tan solo dos años ha vendido más de 300.000 libros en España de esta famosa saga. De hecho, cuando vino a Madrid el pasado mes la autora tenía una cola de 300 personas a la espera de su firma. Cuatro libros publicados en España, casi ochocientas páginas cada uno, y cientos de jóvenes devorando la obra y sus secuelas. ¿Pero cuál es su secreto?

Esa es una pregunta que se han hecho muchas personas cada vez que salía un fenómeno literario de este tipo. ¿Por qué leen este libro? ¿Qué tiene de diferente? Cuando salió el primero, Anhelo (Planeta, 2020), era inevitable no acordarse de Crepúsculo, otra serie que despertó pasiones. Tanto la sinopsis como la portada (de color negro, con un elemento blanco unido a otro elemento rojo) hacen que te acuerdes de la historia de Bella Swan y Edward Cullen. Mucha gente lo comenzó a leer por curiosidad, atraídos por esa similitud, y se llevó una buena sorpresa al ver todo lo que tiene esta saga más actual.

Tracy Wolff

Antes de hablar de la saga Crave, tenemos que hacerlo de su autora, Tracy Wolff. En España no era muy conocida, pero ya ha publicado más de 60 libros en su país. Ha tocado varios géneros, ha escrito tanto novelas de aventuras como eróticas, y siempre pone de protagonistas a mujeres fuertes y hombres torturados. Y aunque ya se han traducido algunas de sus obras al castellano, no fue hasta que empezó a escribir esta serie de libros cuando realmente ganó fama al empezar a publicarse aquí.

Foto de Tracy Wolff, está mirando a la cámara, con una sonrisa. Tiene el pelo muy corto por un lado y algo más largo por el otro, está teñida de pelirroja con mechas rubias. Los labios los lleva pintados de rojo, a juego con la sombra de ojos y la camiseta.
Foto de la autora, Tracy Wolf.

Lleva escribiendo desde que estaba en primaria, cuando vivía en San Francisco y no en Texas, como ahora. Ya entonces le gustaban los seres sobrenaturales, aunque no fue hasta Anhelo cuando dio rienda suelta a su pasión. Y ahora ya va por Charm, la quinta novela publicada de esta saga, que en castellano llegará en marzo de 2023 con Hechizo como título. 5 libros principales, más en 2023 uno más por venir y también el inicio de un spin-off. Además del ya publicado Katmere, un libro con mucha información sobre la historia.

Uno de sus éxitos a la hora de escribir esta saga es que las criaturas no son más que una excusa para tratar temas importantes. Un punto clave de su obra es hablar de las emociones, identificarlas y pedir ayuda si es necesario. Además, como luego comentaremos, también es muy importante para ella hablar de las relaciones sanas y de que no puedes estar con alguien solo porque lo necesites.

Otro punto de Anhelo es que tiene mucho humor, ironía y autocrítica. En ocasiones, Wolff se ríe de los clichés y se deja llevar por ellos sabiendo lo que está haciendo en todo momento. Además, es una autora que es muy consciente del tipo de público para el que escribe y, sin caer en escribir un panfleto, en sus novelas trata de mostrar que hay que respetar tanto a las mujeres como a uno mismo.

Vampiros, dragones, gorgonas, brujas… ¿Qué podría salir mal?

La saga Crave está protagonizada por Grace, una humana que tiene que mudarse a Alaska con su tío tras la muerte de sus padres. Claro, que eso significa entrar a formar parte del internado Katmere, donde él trabaja y su prima estudia. Al principio todo parece ir normal, pero empiezan a ocurrir cosas raras y descubre que ella es la única humana de todo el centro. Resulta que sus compañeros son vampiros, dragones, brujas y otras criaturas. Y Jaxon Vega, el chico que más le gusta en el mundo, resulta que es un vampiro.

Esto va a ser muchas cosas, Grace. Pero «fácil» no es una de ellas.

Algo divertido de esta primera novela es que la autora sabe que van a compararla con Crepúsculo, es inevitable, y hace escenas y referencias a esta famosa saga. Aunque a medida que avanza la saga, esta se va separando más de la de Meyer para darnos algo completamente diferente.

Hace unos años hubo un fenómeno de libros con criaturas fantásticas internas en colegios apartados de todo. Por nombrar algunas, tenemos Vampire Academy de Richelle Mead, saga que se está publicando ahora al mismo tiempo que se ha preparado y estrenado el comienzo de su adaptación a serie de televisión, Marcada de P. C. Cast y Kristin Cast o Medianoche de Claudia Gray. Lo que tenían en común es que en todas los vampiros eran los protagonistas y nos olvidábamos de otras criaturas, que solo aparecían como enemigos de estas en alguna ocasión. Pero Wolff ha sido inteligente al aprovechar ese fenómeno y lo que ha hecho ha sido coger esa idea y ampliarla, metiendo una gran cantidad de seres sobrenaturales y dándoles más protagonismo. De esta forma, ha creado una sociedad bastante compleja que funciona con sus propias leyes, algo que vas descubriendo a medida que avanza la historia.

Portada de Anhelo, el primer libro de la saga. El fondo de la imagen es negro y, en medio, hay una rosa blanca ensangrentada. En la parte superior está escrito “Serie Crave, Anhelo”. En la parte inferior, debajo de la rosa, está escrito “Tu nueva obsesión. Lo vas a devorar. Tracy Wolff”.
Portada Anhelo, el primer libro.

En la primera novela, Wolff nos presenta una protagonista que podría ser como nosotros y que no entiende muy bien lo que está sucediendo. Escucha conversaciones que no termina de entender, la gente es un poco extraña y toda la situación es un poco como cuando todo el mundo se ríe de algo, pero tú no pillas la gracia. Cuando se descubre el pastel, todo parece cobrar sentido y la autora nos pone en el lugar de Grace: una pobre humana que está rodeada de criaturas mucho más fuertes que ella, que está completamente indefensa. Y sentimos pena, viéndola como a Bella cuando está entre los vampiros y los lobos. El truco llega al final.

Durante toda la novela nos hacen creer que Grace es una persona indefensa, que no puede hacer otra cosa que esperar a que el resto de criaturas la salven. No porque sea una chica, sino porque es humana y, claro, cómo va a hacer algo contra un dragón o un hombre lobo. Pero de pronto, llegas al final, se convierte en piedra y descubres que Grace era, desde el principio, una gorgona. Bueno, más bien LA GORGONA, porque ya no quedan más. Y lo que en un principio iba a ser una novela romántica de querer a quien no debes, se convierte en una novela aún más compleja en la que entran en juego la política, el poder y el derecho a existir.

El primer amor no tiene por qué ser el único

Uno de los puntos más importantes de la saga Crave es hablar de lo que es una relación sana y de que tu primer amor no tiene por qué ser el único. En esto es en lo que más se diferencia de otras novelas de este tipo que hemos leído, en las que la protagonista se queda con el primer chico al que conoce y acaba con él toda la vida.

Grace se enamora perdidamente de Jaxon Vega, el típico vampiro melancólico que hay en cada historia. Vive en lo alto de una torre, tiene el cuarto lleno de libros, es un intelectual y se siente fatal todo el tiempo. Wolff nos cuenta que tuvo un hermano mayor, Hudson Vega, al cual asesinó para evitar el fin de todos los seres mágicos a excepción de los vampiros. O eso es lo que se dice de él.

Así es como suelen ser los amores de juventud, ¿no? Idealistas, explosivos y perfectos… hasta que dejan de serlo. Hasta que la cosa estalla o va muriendo o simplemente evolucionas.

En el primer libro tratan de evitar que Lia, su exnovia, le devuelva a la vida porque esto podría desencadenar el fin de todo. Vamos, que es el gran villano de la historia. El mal de todos los males. Lo interesante es cuando vuelve a la vida. Bueno, a la vida no. Se mete en la mente de Grace y empieza a contarle su vida.

La chica al principio pasa, sobre todo porque está enamoradísima de Jaxon, pero algo le huele a chamusquina. Lo primero es que tiene una parte de su mente borrada, así que no sabemos cómo llegó a su mente. Lo segundo es que hay cuatro meses que estuvieron juntos de los que ella no recuerda nada (y de los que nosotros tampoco sabremos en los siguientes libros). Y lo tercero y último es que no parece tan malo. De hecho, en seguida cae mucho mejor que Jaxon. Grace decide dar una oportunidad al chico y, por primera vez, alguien escucha a Hudson.

No vamos a desvelar toda la trama, pero vamos a dejarlo en que descubre que ha recibido muy mala publicidad y que nada es lo que parece. Pero hay algo más y que es lo importante de esta trama, además de todo el maltrato doméstico que sufrieron ambos hermanos. Y es que Hudson no la protege.

Como hemos dicho al principio, durante todo el primer libro nos dejan caer que Grace es una humana indefensa y luego, de pronto, nos dicen que es una gárgola. Pero aunque nosotros, los lectores, la veamos como algo más, Jaxon sigue viéndola como alguien que necesita protección. No solo eso, sino como algo que necesita para ser feliz. Cada rechazo de Grace, ya sea porque necesita tiempo o porque no le apetezca estar con él, se lo toma como si fuera lo peor del mundo. Además de verla siempre como algo pequeño, algo que podría romperse fácilmente. Y tampoco es que se conozcan demasiado, no han tenido grandes charlas, sino que es un amor a primera vista de manual.

Nos volvimos compañeros sin conocernos, y una parte de mí sabe, en el fondo, que parte de la razón por la que amaba a Jaxon con todo mi corazón era porque él me amaba a mí de la misma manera. Nos necesitábamos mutuamente. Ambos sufríamos y llenamos un vacío que no sabíamos cómo llenar por nuestra cuenta.

Pero Hudson no. Como amigo, al menos al comienzo, se limita a estar con ella, apoyarla y ayudarla a lograr lo que quiera. La ve como a una compañera a todos los niveles y le ayuda a dar lo mejor de sí. Y lo mismo ella con él, también hace que sea mejor persona y luchador. Ambos se complementan, deciden estar juntos y luchan por ello. Por supuesto, hay momentos en los que hay fallos y discusiones, pero lo hablan y lo arreglan. Con ellos, Wolff no nos arrastra de una relación tóxica a una peor, sino que nos muestra cómo debería ser una relación y lo que no debemos admitir. Además, debido a las circunstancias, se conocen de verdad. Hablan durante horas, comparten muchos momentos y se convierten en amigos de verdad. No es algo a primera vista, sino que se va cociendo poco a poco.

Con esto no quiero decir que Jaxon sea lo peor, sino que por mucho que queramos a alguien, no siempre es sano estar con esa persona. A veces puede gustarnos con locura alguien, pero si nos hacemos daño mutuamente, no es lo mejor. De hecho, a él le volvemos a ver en una relación, esta vez con un hombre, y parece algo diferente en cuanto a la forma de tratarse. No solo porque aún está descubriéndose a sí mismo y comprendiendo que está enamorado de su mejor amigo, sino que tienen otra dinámica bastante más sana.

Es cierto que mucha gente está enfadada por la decisión de la autora. Estamos tan acostumbrados a que se queden siempre con el primero que cuando este esquema cambia, parece que todo se desmorona. Es algo que ocurrió con los libros de True Blood. Todo el mundo quería que Sookie se quedara con Bill, su primer amor, y al final se fue con Sam. Aunque también os digo, siempre defenderé que la mejor relación de ese libro fue con Eric, el único que la trató como a una mujer fuerte e independiente.

En la saga Crave, a través de las distintas relaciones amorosas, de las rupturas y de las muertes, la autora lo que nos dice es que no tienes por qué atarte con el primero para siempre, ni aceptarlo sin objeción alguna aunque te trate mal. También deja claro que las personas no se definen por sus relaciones, sino que son algo más que la pareja de, y que es importante tener independencia. Y esto me parece un mensaje muy potente para una generación que ha crecido con ejemplos bastante malos de relaciones.

Aún no sabemos lo que ocurrirá en los siguientes libros, si esto se mantendrá así o algo cambiará. Lo que sí podemos ver ya es que, de momento, está creando una serie muy entretenida, con mensajes potentes y necesarios. Ha conseguido que más de 300 personas hagan cola para tener un instante con ella y, desde luego, ha unido a distintas generaciones. Y esto no es algo que se consiga muy a menudo.

La foto de Tracy Wolff pertenece a Mayra K. Calderón.

La foto destacada es de Infoliteraria.

Loreto ML
Loreto ML (Reseñas/Fichas de autoras/Entrevistas/Artículos): Escritora, lectora editorial, profesora y filóloga inglesa. Reseña en Libros Prohibidos y, a veces, escribe biografías en La Tercera Fundación. Le encantan los libros, los musicales y los perros. Puedes leerla hablando de literatura, señoras muertas y vivas en Twitter e Instagram como @loretoml__ y encontrar su trabajo en www.loretoml.com.

Arturo Urbanos
Arturo Urbanos (Novedades/Reseñas): Informático que lee de todo, pero adora la fantasía, la romántica y encontrarse personajes no normativos en ficción. Esas tres cosas son lo que más aparecen en sus novelas y relatos. Se le puede encontrar reseñando en Flights of a dreamer, como redactor en La Avenida de los Libros y en redes sociales como Twitter.

Buy Me a Coffee at ko-fi.com

Si quieres estar al día de nuestras publicaciones, subscríbete a la newsletter de La Nave Invisible.

Anuncio publicitario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.