Reseña: El Circo de la Noche

El circo llega sin avisar. No viene precedido de anuncio, no se cuelga cartel alguno en los postes o vallas publicitarias del centro ni tampoco aparecen notas ni menciones en los periódicos locales. Sencillamente, está ahí, en un sitio en el que ayer no había nada. Dice el refranero popular que no hay que juzgar…