Entrevista a In-Limbo

Hoy en La Nave Invisible hablamos con Ana Martínez Castillo, poeta, autora de novela juvenil, álbumes infantiles con toque macabro y de la antología fosca Reliquias, de la que ya os hemos hablado en esta página. También es la coordinadora editorial de InLimbo, una editorial joven que promete desestabilizar nuestra realidad, llenando nuestras estanterías de literatura inquietante. Este mes de octubre saldrán sus primeras novedades en prosa.

En primer lugar: buenos días, Ana, y gracias por visitar nuestra Nave. ¿Cómo surgió la idea de crear InLimbo?

Crear una editorial era una idea recurrente que se avivaba en mí cada cierto tiempo desde hace años, la típica idea que nunca te decides a ejecutar por falta de recursos y un poco (o un mucho) también por miedo. Sin embargo, hace poco más de un par de años atravesé una época un tanto atormentada en lo personal y tomé la determinación de enloquecer definitivamente y lanzarme a construir este proyecto. La idea se fue perfilando poco a poco. Desde el nombre (que surgió de la cabeza de Valentín Carcelén) hasta definir con claridad los valores de marca, estética, diseño y publicaciones en las que nos íbamos a centrar. Fue un camino largo que duró dos años. Tocó formarse, planificar y diseñar, conformar un equipo sólido (Manuel Arcas a los mandos empresariales; Valentín Carcelén y su criterio sabio; Rosa Aguilera tras la maquetación y el diseño; Pilar Lozano perturbando con sus portadas; Juan García Rodenas a la corrección; Ada Trzeciakowska y Flora Pérez tras los materiales audiovisuales…) y empezar a caminar con paso lento, pero firme. Porque este es un proyecto para durar. No la concibo solo como una editorial de libros, sino también como una filosofía de vida, como un lugar al que la gente afín pueda ir a refugiarse y, sobre todo, un concepto con el que identificarse: el asesinato de lo real.

Logo de la editorial.

Háblanos un poco de las dos líneas editoriales que tenéis. ¿Qué pueden esperar las lectoras de cada una de ellas? 

Resulta que nos encanta frecuentar las zonas limítrofes, las tierras de nadie. Lo nuestro es caminar por los márgenes de la literatura y ya está, no pasa nada, hay que aceptarlo. De manera que tenemos una colección de poesía fuera del canon, una poesía que rompa normas bien en forma o bien en fondo. Nos vienen a la cabeza una serie de palabras al pensar en nuestra colección de poesía: ruptura, revolución, vanguardia. Tenemos una especial querencia por la imagen de corte surrealista, solo reconoceremos a la metáfora como único Dios verdadero. Pero también nos seducen las poéticas crudas, de denuncia, de mensaje afilado, poéticas radicales cuyo mensaje apunta entre las cejas y acierta.

La colección de narrativa acoge libros de relatos o novelas cuya tónica sea la subversión de lo real, la belleza de lo oscuro, lo siniestro que viene a poner patas arriba lo acogedor y conocido. Esa narrativa de lo inquietante o de lo insólito que contenga enfoques e ideas perturbadoras y originales, que sea, en ocasiones, irreverente y crítica, y que, además, esté escrita con una prosa de alta calidad.

Ambas colecciones se dedican a enaltecer el asesinato de lo real, cada una a su manera, cada una desde su trinchera. Realmente no podríamos publicar otra cosa.

Os ha tocado nacer en una época muy turbia. ¿Cómo habéis llevado el lidiar con todos los palos en las ruedas que nos está poniendo este 2020?

Pues lo hemos llevado como hemos podido. Si lo piensas bien, no está la cosa exenta de cierta épica (o gracia, según se mire): pasarte veinte años soñando con crear tu propia editorial y hacerlo justo cuando el mundo es arrasado por una pandemia. Iniciamos nuestra andadura, tras mucho esfuerzo, en marzo y pum, pandemia. Todo cerrado. Imprentas, distribuidoras, librerías, cuarentena, hospitales repletos, gente muriendo. Y tú con un libro extraordinario entre las manos y un rictus en la cara de «esto no puede estar pasando», pero sí. De manera que ha habido momentos de mucha preocupación, sí, desde luego. Pero vamos a sobrevivir pase lo que pase a fuerza de empeñarse y trabajar muy duro todos los días.

Háblanos un poco de Ars Moriendi, la antología con la que abriréis vuestra línea de prosa. 

Ars Moriendi. Cuentos de la no vida es una barbaridad. Este era uno de los títulos que estaban programados para salir en primavera y que la crisis sanitaria nos obligó a posponer. Se trata de una antología de relatos oscuros sobre el tema de los difuntos. Los muertos y la muerte (no hay nada que pueda resultar más inquietante, creo yo) desde la perspectiva de diez autores de altura dentro de lo insólito: David Roas, Ángeles Mora Álvarez, Solange Rodríguez Pappe, Pablo Brescia, María Zaragoza, Ana Morán Infiesta, Alberto Chimal, Ana Llurba, Gemma Solsona Asensio y una servidora. A cargo del prólogo contamos con la mejor madrina posible, Natalia Álvarez Méndez (coordinadora de la colección Las puertas de lo posible de Eolas Ediciones, titular de Teoría de la Literatura y Literatura Comparada de la Universidad de León y miembro del grupo GEIG). Ars Moriendi es un volumen siniestro, oscuro, perturbador, subversivo. Resume a la perfección la línea predominante de nuestra colección de narrativa, esa tendencia a deambular por el lado siniestro e hiriente de las cosas. 

Portada de Somos juegos de cordel.

¿Qué puedes contarnos de Somos juegos de cordel, la nueva antología de Ángeles Mora Álvarez, vieja conocida por estos territorios? 

Somos juegos de cordel es otra barbaridad de libro. Una antología de relatos en torno a la locura, tal y como nos tiene acostumbradas Ángeles Mora: ambiente fosco en vena y sin cortar. En este volumen, además, Ángeles se adentra en una narrativa más innovadora, de enfoques menos clásicos y una prosa que tiende a lo poético y a lo evocador. Os va a encantar. Palabra de editora.

¿Algún plan de futuro relacionado con autoras del que nos puedas hablar?

De momento, os puedo adelantar que se avecina una primavera de narrativa y poesía muy oscura y muy radical de la mano de unas autoras que se recrean en la herida y que, además, no se despeinan ni un poco. Va a ser una primavera como para adentrarse en un bosque oscuro y no volver. Como ir a hacer turismo a un callejón sin salida y esperar con alegría el navajazo. Delicatessen.

La editorial tiene una línea muy definida en cuanto a sus portadas, que cuentan siempre con la autoría de Pilar Lozano. ¿Fue difícil encontrar ese estilo “InLimbo”? Por cierto, personalmente me gusta mucho. 

¡Gracias! Me alegra que te guste. Cuando estaba construyendo todos los valores de InLimbo, tenía muy claro que lo que representaba al proyecto era una imagen contemporánea y limpia, muy diáfana y actual, pero que tuviera un punto macabro, inquietante, cruel. Tratamos de subvertir la realidad, de pervertir esa imagen blanca y pura y contagiarla con el detalle extraño. Eso es, precisamente, el trabajo fotográfico de Pilar Lozano, conocida como Plástico cruel. Sus imágenes me golpearon y me obsesionaron durante días. Veía potenciales portadas de alto impacto en ellas. Fue amor a primera vista. Cuando contacté con ella, resultó ser un amor correspondido. 

¿A qué autoras soñarías con publicar en InLimbo? 

Uf, a muchísimas. Hay autoras en España y en Hispanoamérica de muy alto nivel y que encajan en nuestra línea editorial. No diré nombres para que no se rompa el hechizo.

Además de editora, eres poeta, relatista y autora de álbumes infantiles. ¿Qué expresas a través de cada faceta? ¿Con cuál te sientes más cómoda? 

Podemos decir que en cada una de las facetas tiendo a expresar lo mismo: fascinación por la muerte y su belleza, el destino trágico, los miedos… Sí, he cultivado el género infantil, aunque intuyo una retirada. Creo que fue algo puntual, parte del aprendizaje, pero que en realidad el género infantil (ya sea álbum o novela) no termina de representarme. Sí me veo más como poeta (no en vano han sido publicados tres poemarios ya, con el cuarto en camino) y como relatista de narrativa inquietante para adultos. Son los géneros que, por mucho que me empeñe, no puedo dejar de lado y en los que llevo metida desde hace años.

Ana Martínez Castillo.

Háblanos un poco de Reliquias, antología fosca que has publicado con Eolas, y de la que podéis leer la reseña que Yaiza Carrasco hizo para nuestra página. 

Reliquias es mi primer libro de relatos inquietantes publicado, y fue de la mano de Natalia Álvarez y la colección Las puertas de lo posible (Eolas Ediciones). Lleva prólogo de Patricia Esteban Erlés, lo cual para mí representa un auténtico lujo. Y nada, manejamos unos relatos de corte fosco, sí, insólito, que se centran en los terrores del ser humano, en la muerte y lo que regresa de ella, en lo gótico y distópico, en lo ancestral oscuro. Creo que es un volumen que puede gustar mucho a las amantes del género. Por cierto, gracias, Yaiza, por tu reseña.

Pues hasta aquí ha llegado el interrogatorio. Si quieres añadir algo más, este es el momento de hacerlo. Muchas gracias por recibirnos. 

¡Gracias a vosotras!

Ana Morán Infiesta
Ana Morán Infiesta (Reseñas/Artículos): Tejedora de historias y monstruos de ganchillo. Amante del terror clásico y los sombreros tipo fedora. Puedes encontrar más información sobre ella en su web. Twitter

 

Buy Me a Coffee at ko-fi.com

Si quieres estar al día de nuestras publicaciones, subscríbete a la newsletter de La Nave Invisible.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .